miércoles, 16 de junio de 2021

Los nuevos años 20, ¿la década del nudismo?

Según la RAE, cada década comienza en un año acabado en 1 y termina en un año acabado en 0. Eso quiere decir que en este 2021 estamos estrenando década y un cambio de década no es cualquier cosa. De hecho, importantes acontecimientos de la historia se han identificado por la década en la que ocurrieron: los felices años 20 o la movida de los 80 son solo un par de ejemplos. Noticias de pandemia aparte, que nos han hecho olvidar guerras, hambrunas y otros problemas humanitarios que no tienen vacuna a día de hoy y después de mucho tiempo, creo que el cambio de década puede ser un buen momento para hacer algunas reflexiones. Y reflexionando llegué a la conclusión de que podemos tener por delante una gran década para el nudismo. Eso sí, seguramente vaya a ser un nudismo diferente al que conocíamos: un nudismo más abierto e integrador, más igualitario y global, más digital y conectado. Y para defender esta afirmación me detengo en algunas tendencias y valores que están adquiriendo un mayor protagonismo en los últimos años y donde el nudismo tiene mucho que aportar:


Sustentabilidad. Es un hecho que tenemos que cambiar la manera de relacionarnos con nuestro planeta. ¿El cambio climático es un proceso natural o ha sido provocado por el hombre? La respuesta se lo dejo a los que saben más que yo sobre el tema, pero lo indudable es que los recursos que nos ofrece la Madre Tierra son limitados y al paso que vamos no nos durarán mucho. Por eso, muchos hemos comenzado a intentar realizar un cambio que no solo afecta a nuestra conducta diaria, como reciclar más o modificar nuestra alimentación, sino que también se refleja en una conexión mucho más directa y cercana con nuestro entorno. Disfrutar de un baño desnudos en la playa o hacer yoga sin ropa en mitad del bosque pueden ser grandes momentos en los que desarrollar ese vínculo con la naturaleza y entender que somos parte de un todo (un todo en el que, por cierto, hay poca ropa, pues esta no deja de ser un invento del humano).


Igualdad. El movimiento feminista ha ganado una gran fuerza en los últimos años y con él, implícitamente, algunas ideas como la descosificación del cuerpo humano y la mirada no sexual del desnudo. Acertadamente, han puesto la atención en quien mira y la han quitado del cuerpo en sí. Además, muy ligado a estos movimientos han crecido también otros que defienden el amamantamiento público o luchan contra la censura del topless, incomprensiblemente tan perseguido hoy en las principales redes sociales. Y hablando de igualdad, no me quiero dejar pasar la lucha contra el racismo y las preguntas que desde algunos colectivos nudistas ya se están haciendo; por ejemplo, ¿por qué tradicionalmente en clubes o lugares nudistas solo se veía gente de raza blanca? El nudismo es, por excelencia, un colectivo integrador donde el respeto hacia los demás comienza por la aceptación de uno mismo y creo que esta premisa será fundamental para avanzar como sociedad. Sin ropa nos damos cuenta de que son menos las diferencias que pensábamos que podían existir entre unos y otros, y a la vez apreciamos la diversidad que nos hace únicos a cada uno de nosotros.



Internet. Después de mucho debate en los últimos años sobre cómo trabajar el nudismo en internet, algo está cambiando. Los nudistas empiezan a hacer un uso más abierto de las redes sociales y a aprovechar los límites u oportunidades que estas les ponen (y no solo quejarse de ellos). Además, se ha ido más allá del contenido y se empieza a cuidar también el continente, con diseños más atractivos y formatos actualizados. Han surgido los primeros "influencers" nudistas como Héctor Martínez o los Naked Wanderings con un reconocimiento que traspasa fronteras y, de alguna manera, los convierte en caras visibles y líderes de un colectivo global. Por otro lado, después de la novedad de la aparición de la red y su uso común empezamos a quitarle importancia a ciertas cosas. Antes, la idea de compartir o que nos robasen una foto desnudos y la publicaran en internet podía aterrarnos; hoy la gran cantidad de fotos y contenido que hay las hacen efímeras. De alguna manera, creo que le vamos perdiendo el miedo a mostrar ciertas cosas en la red, y eso puede ser bueno también para el nudismo. Y otro punto: la red nos ha acercado. Muchos nudistas que antes podían sentirse extraños en sus entornos sociales ahora tienen más cerca que nunca a otros compañeros y amigos de activismo. Este aspecto fortalecerá el sentimiento de comunidad y ayudará a difundir el nudismo a nuevos interesados en esta práctica o forma de vida.


Transformación interna. Siguiendo con el último punto del motivo anterior, se puede ver que de los viejos clubes, asociaciones y federaciones se está pasando a iniciativas individuales o de pequeños grupos, pero conectadas entre sí (ahí están los zooms o entrevistas de gente de Cantarriján, por ejemplo, con Héctor Martínez o la federación irlandesa). Además, creo que habrá un relevo generacional y geográfico, pues en países de América latina, por ejemplo, están creciendo los eventos y foros nudistas impulsados además por gente joven. Internet ha ayudado a darnos cuenta que los nudistas no somos tan extraños ni estamos tan solos y que hay vida y movimiento más allá de la asociación de nuestra ciudad o región. Las decisiones del colectivo nudista no las toma ya un presidente o una junta directiva, ahora todos somos nudismo y todos participamos del mismo.


Hay mucho trabajo por delante y tiempo aún para conseguir la normalización del nudismo que a todos nos gustaría, pero sin duda esta década puede ser muy positiva para ello. Sin ir más lejos, algunos sociólogos ya advierten la llegada de unos nuevos felices años 20 a consecuencia del encierro y la crisis por la que hemos atravesado en el último año, y ello sería un argumento más a favor de que esta década puede ser una gran década para el nudismo. Y tú qué piensas: ¿hay futuro para el nudismo?


Antonio

Las fotos en esta publicación provienen de Google. Si encuentras una tuya y no quieres que esté en nuestro blog, avísanos y lo eliminaremos.

11 comentarios:

  1. Lamentablemente soy un poco negativa respecto al nudismo actual y por tanto a lo que le depara el futuro (poca gente joven, muchos detractores que hacen más ruido que nosotros, desaparición de espacios nudistas, prohibiciones....) pero leo este artículo, me llena de un soplo de optimismo y reconozco como ciertos los puntos que se exponen... Va a ser verdad que la post pandemia va a llegar con una liberalización, similar a la que vivieron “los felices años 20” en el siglo pasado.

    ResponderEliminar
  2. Excelente articulo un abrazo a todos en especial a HECTOR MARTINEZ, excelente impulsor del Nudismo en México. Mi admiración, respeto y agradecimiento.

    ResponderEliminar
  3. Se que muchos estamos últimamente muy molestos por el desembarco de textiles en las playas nudistas. Creo que debemos cambiar la actitud (aunque no se pueda hacer en todos los casos, como Racó de Conil) y mirarlo como una oportunidad.
    ¿Dónde veo la oportunidad? la veo en que a estas personas recién llegadas a una playa nudista les llame la atención nuestro ambiente, la mayoría no se quitarán el bañador el primer día, pero probablemente les pique la curiosidad y entonces entren en internet para buscar más información, y ahí estarán los blog, foros, y creadores de contenido nudistas/naturistas, para comprobar que hay una alternativa al desnudo que es la "no sexualización" y la promesa de un tipo de relaciones sociales que no han llegado a experimentar hasta ese momento basadas en el respeto. Que creo que es el tranfondo de este artículo.

    Puede sonar muy idealista, pero me gusta apuntar alto.

    Un abrazo y gracias por el artículo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por desgracia mi punto de vista es contrario al tuyo y soy muy pesimista si no luchamos para que cambien las cosas ; cuando uno lleva encima muchos años siendo nudista sabe distinguir que tipo de gente va a la playa , no te niego que algunos textiles por curiosidad prueben algún día eso de ir sin bañador , pero esos grupos o familias de textiles de 4 o más personas con su equipo de música y hablando a voces hay que estar ciego para no ver que poco les importa el naturismo , ellos vienen a conquistar su trozo de arena y si puede ser que te vayas tú.

      En una playa de tradición nudista con un 90% de gente en bañador (triste realidad) es muy difícil que un indeciso se anime a probarlo

      Eliminar
  4. En muchos otros paises de nuestro entorno el nudismo no esta permitido en cualquier lugar como ocurre en España, solo en determinadas zonas autorizadas, no por eso el nudismo es peor, ni es un gueto, ni la gente lo ve de lejos como si fuesen animales de zoo, creo que con esa formula si está más protegido el usuario, en España con la idea de que podemos irnos a cualquier playa y hacer nudismo, nada mas lejos de la realidad, cada verano se pierden más playas que han sido tradicionalmente nudistas, creo que deberíamos primero defender y conservar lo que tenemos y luego si queremos conquistar el resto del mundo

    ResponderEliminar
  5. A mi me dá la impresión de que el nudismo, está nuevamente de moda. Mucha tertulias , o conversaciones tornan alrededor del nudismo. No lo condenan directamente, y es cierto que a mucha gente le gustaría probarlo, pero no se atreven.

    ResponderEliminar
  6. Solo una cosa puedo decir, el Nudismo vino para quedarse, y para siempre.

    ResponderEliminar
  7. Magnífico artículo de Antonio. Denota un optimismo que ojalá se lleve a cabo. A ver: depende, en gran medida, de nosotros mismos LOS NUDISTAS. No cediendo espacios a la invasión textil y, por qué no, haciendo uso de lugares donde el nudismo no existe. Qué vean que nada malo o extraño hacemos... se puede hacer, claro que sí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El nudismo se puede hacer en cualquier lugar y a cualquier hora siempre que la temperatura acompañe. En eso hay que seguir

      Eliminar
  8. Yo en cierta forma soy optimista , aunque si es cierto que están desapareciendo esos espacios de tradición nudista por la plaga de textiles que no buscan conocer nuestro mundo solo conquistar , cada vez hay más nudistas concienciados con el problema gracias a blogs como este


    Solo hay un camino , es la unión para recuperar "nuestros" espacios y que el nudismo con todos los valores que conlleva vuelva abrirse paso como elemento transformador de la sociedad

    ResponderEliminar
  9. Yo pienso que el nudismo no es algo mayoritario y por lo tanto su expansión se limita bastante según nuestra educación, creencias, costumbres, lugares de procedencia y facilidad o no para practicarlo. Afortunadamente, las redes sociales (a pesar de sus normas de censura) pueden contribuir a normalizarlo y a que todos aquellos que tienen una mínima curiosidad o intención de probarlo, se animen a hacerlo en algún momento. Pero de ahí a que se intuya un resurgimiento, creo que hay un buen trecho.
    Yo estoy por la afiliación a asociaciones nudistas, es una buena forma de estar al tanto y de participar de formas más o menos activa según tu modo de ver este estilo de vida. He podido comprobar que es una buena vía de expansión del nudismo también.

    ResponderEliminar