lunes, 16 de agosto de 2021

Intima Resort o la apuesta por el clothing optional

Una de los grandes debates que ha existido para los nudistas en los últimos años ha girado en torno a exigir o o no la obligación de quitarse la ropa en espacios de tradición nudista. Para muchos, abrir estos espacios a la convivencia entre nudistas y textiles supondrá perderlos poco a poco. Por ello apuestan a que en los lugares nudistas, que mayoritariamente suelen ser playas pero en los que también se encuentran campings o resorts, solo se pueda estar sin ropa. Con ello, además, se evitan mirones e individuos que tienen cualquier intención menos la de disfrutar sanamente de un día en contacto con la naturaleza. Otros nudistas, en cambio, creen que para facilitar la aceptación y difusión del nudismo se debe facilitar la convivencia entre nudistas y textiles, dejando a cada quien la libertad de quitarse la ropa. Esta opción, que inicialmente podría resultar más lógica y conveniente, no está exenta de riesgos. Al fin y al cabo, los textiles a día de hoy ganan por mayoría a los nudistas y si hablamos de espacios para unos y otros, es obvio que los espacios de los nudistas se cuentan con los dedos de una mano. Las minorías nunca han tenido fácil reivindicar sus espacios cuando ello ha supuesto una cesión de la mayoría.


Por ello, hasta no hace mucho, era de los que defendían la primera opción. Los nudistas nos pasamos la mayor parte de nuestro tiempo siguiendo las reglas y etiquetas de los textiles. Incluso en periodos vacacionales o de ocio es difícil que podamos disfrutar los rayos del sol o conectar con nuestro entorno natural sin tela de por medio. Tenemos que recorrer centenares de kilómetros y gastar algo más de lo que nos gustaría para disfrutar de unos momentos de libertad. Así, creía que lo normal es que en aquellos espacios de tradición nudista se exigiera esta práctica, pues era la única forma de mantenerlos. Con esa exigencia también se ponía un filtro a quienes accedían a estos lugares. Si vas a un lugar donde sabes que hay tradición nudista, lo normal es que te desnudes. Si no estás dispuesto a hacerlo, probablemente debes cuestionarte la idoneidad de visitarlo. 

Sin embargo, esta primavera he tenido la oportunidad de replantearme estas posiciones después de visitar en un par de ocasiones Intima Resort Tulum, un complejo de ropa opcional (clothing optional) en plena Riviera Maya. En Intima Resort el huésped encuentra condominios de una y dos habitaciones en mitad de la selva, pero lo que lo hace especial es su apuesta por la ropa opcional. Poder disfrutar de su gran alberca sin bañador resultaba bastante apetecible pero la experiencia fue mejor aún de lo esperado. Aunque la idea que llevaba era la de que posiblemente fmi esposa y yo fueramos los bichos raros, esta cambió totalmente cuando traspasamos su puerta de entrada. No solo no eramos los únicos nudistas sino que además los nudistas eran mayoría. Eso sí, independientemente de que en un momento dado hubiera más nudistas o más textiles, la convivencia siempre fue agradable y respetuosa.


Una de las cosas que más me llamó la atención fue la oportunidad de entablar conversación con gente de cualquiera de los dos grupos. Incluso tuvimos la oportunidad de interactuar con algunos textiles, hombres y mujeres, que nos manifestaron que era su primera vez en un lugar de ropa opcional. Pasamos buenos rato hablando de experiencias y aventuras y de lo último que nos acordábamos es que ellos iban con bañador y nosotros sin ellos. Realmente habiamos escuchado que esto era frecuente, y en cierta medida lo habiamos experimentado con otros nudistas. Estar desnudo, después de cruzar dos palabras con otra persona, se convierte en algo insignificante y con mucha menos importancia de la que cualquiera puede pensar antes de comprobarlo. Asimismo, hubo quien después de usar el primer día su bañador o bikini completo, en la segunda jornada se animó a quitárselo o practicar topless. Creo que en esos momentos se ganaron nuevos adeptos para la causa nudista.


En Intima Resort se disfruta un ambiente privado, respetuoso y casi familiar, y digo casi porque el acceso es solo para mayores de edad. No es el único resort de ropa opcional de la Riviera Maya, aunque por su tamaño, buen ambiente y atención de sus promotores, creo que es especial. Y lo que más me llamo la atención, sin duda, es la convivencia entre nudistas y textiles. Creo que, como nudistas o naturistas, le tenemos cierto temor a los textiles, y no digo que no sea justificado. Pero, quizá, hasta ahora no hemos sabido exponer adecuadamente lo que nos lleva a ser nudistas ni transmitir las experiencias y el bienestar que disfrutamos con ello. Por otro lado, las nuevas generaciones, que tan lejos están aparentemente del nudismo, están buscando nuevas experiencias con  las que reconectar con la naturaleza, pero ni las obligaciones ni las imposiciones van con ellos. Comprobar que hay otros cuerpos más allá de los que salen en redes sociales y que ellos mismos son quienes eligen estar con bañador o sin él puede ayudar a romper idea preestablecidas. 

Estos días en Intima Resort me llevaron a reflexionar sobre la necesidad de la convivencia entre nudistas y textiles para visibilizar y normalizar el desnudo no sexual, el desnudo social, el desnudo familiar. Y, como consecuencia de lo anterior, a ser consciente de la importancia que tienen estos espacios de ropa opcional para el nudismo. Abrir los lugares de tradición nudista a los textiles no supone ningún retroceso más allá del que, como nudistas, queramos permitir. No somos nudistas para convencer a nadie sino para disfrutar de lo que somos. Y en Intima Resort pude comprobarlo; los resort de ropa opcional están de moda y además es una buena noticia.

Antonio


1 comentario:

  1. Muy Interesante la nota, pero soy de los que piensan de que, como son muy pocos los espacios para los que practicamos el nudismo, es bastante molesto haya textiles, siendo que tienen la gran mayoría de las playas para concurrir. Si a un espacio nudista se refiere nuestra concurrencia, debería ser obligatorio para todos los presentes el estar desnudos..

    ResponderEliminar