jueves, 16 de septiembre de 2021

Camping naturista "Las Grullas"

La Terrona. Zarza de Montánchez. Foto: @ajs_pimentel

     Quienes somos nudistas de interior, de esto ya he hablado en varias ocasiones en esta particular bitácora nudista, nos tenemos que buscar la vida a menudo porque no es fácil vivir a nuestro natural modo lejos de las playas. Así que cualquier opción para hacerlo, considero, hay que celebrarla. Este es el caso del Camping "Las Grullas", situado en la provincia de Cáceres, en plena dehesa extremeña.

     
Entrada al camping.


     Este centro naturista lleva funcionando siete años, con el correspondiente parón debido a la pandemia del COVID`19 como le ha ocurrido a tantos negocios; pero no ha sido hasta este año en este mismo mes de septiembre que por fin se han alineado los astros para permitirme pasar unos días en este bonito lugar. Aún estoy recién llegado a casa con el subidón de haber pasado días tan chulos. Entiendo que vais a leer toda la entrada o al menos haréis lectura vertical para ver las fotos pero os voy a adelantar algo y ATENCIÓN SPOILER: sí, me parece una buena y relajante opción para quienes somos de interior y este camping nos queda cerca, al menos en el buen tiempo que, por aquí, no es la mayor parte del año. Los que podéis disfrutar habitualmente de playas también sois bienvenidos, aunque no soy yo quien tengo que decir esto, claro está, pues más allá de haber pasado ocho días allí como cliente no tengo ninguna relación con el camping y esta entrada no está pagada, que quede claro. Aquí nos gusta hablar con libertad y la mejor forma de hacerlo es sin deberle nada a nadie.

Nuestra acampada particular. Foto: @ajs_pimentel

     Seguramente la grata compañía de la que he podido disfrutar durante los primeros días influya mucho en mi valoración positiva del camping, pero eso no va a nublar mi visión para hablaros de las cosas buenas y las no tan buenas que he podido observar. Eso sí, todo lo que aquí escribo es mi valoración personal que en todo caso es subjetiva; si queréis haceros una idea más precisa no os fieis de mí, tendréis que verlo con vuestros propios ojos. En cualquier caso espero que esta experiencia os sirva de ayuda para orientar una futura estancia en "Las Grullas" si os gusta el tema acampada y os apetece conocer el lugar.

Vistas desde la terraza de los baños del camping.

     Lo primero que tengo que decir es que hacía muchos años que no iba de camping, no soy un gran aficionado campista o al menos, aunque reconozco que me gusta mucho, no tengo gran experiencia. De adolescente y en los primeros años de juventud sí que iba de camping a menudo, sobre todo con amigos, pero hace mucho de esos nostálgicos tiempos. De los cámpines naturistas que tenemos en nuestro país he visitado únicamente "El Templo del Sol" y "Sierra Natura" (si no sois unos auténticos zoquetes sabréis perfectamente que el plural de camping es cámpines y no campings aunque suene feo como una caca, es decir, muy cacofónico), así que esas son mis referencias a la hora de comparar. De todos modos, como creo que las comparaciones no son demasiado buenas porque a veces comparamos cosas que son bastante diferentes, intentaré no centrarme demasiado en este aspecto. "El Templo" y "Sierra Natura" me parecen dos opciones muy diferentes entre sí pero ambas fantásticas, teniendo en cuenta que en ambos casos me he alojado en bungalow, así que mi perspectiva de la experiencia es distinta porque en esta ocasión he utilizado tienda.

     "Las Grullas" únicamente tiene un bungalow, que en los días que yo he pasado allí no estaba ocupado, pero entiendo que al ser único lo más adecuado es reservarlo con tiempo. Desde su página web se puede reservar directamente.

     El resto del camping está dividido en parcelas para que tú te organices con tienda, caravana, autocaravana o furgoneta, a tu elección, en cada parcela puedes tener un vehículo y un elemento de acampada. Como no tengo demasiada experiencia en cámpines, desconozco precios de estancia, pero en este me ha parecido bastante razonable y asequible. Además te incluye los servicios de electricidad en cada parcela, agua potable, lavaderos, tendederos, baños, duchas, wifi, piscina, zona de petanca, etc.

Detalle en la entrada a los baños. No es un cuadro, es una ventana real.

Baños. Adaptados a la situación COVID.

Lavaderos en ermita. Aquí lavar los platos puede ser una experiencia religiosa.

Lavaderos. Interior. En general no suele haber vírgenes dentro.

Piscina de agua salada. No es muy grande.

     Por otro lado, como se podrá observar en las fotos, el sitio tiene detalles de decoración muy bonitos, la mayor parte artesanales, al mismo tiempo que respeta bastante el entorno en el que se sitúa, algo que me parece todo un acierto por parte de los dueños.

Numeración de las parcelas.

Escultura nudista.

Fuente de agua potable, agua de pozo.
     
     Una de las características que me gustaría destacar del camping es buena o mala en función de lo que cada uno busque al ir allí: es un lugar muy tranquilo y bastante silencioso, lo es por varios motivos. En primer lugar porque está alejado de carreteras principales y en segundo lugar porque no admite menores de 16 años, los niños dan alegría pero también ruido, parece ser. Sé que esto suele ser controvertido pero como ellos mismos informan en su página web, ponen esta edad mínima para garantizar el descanso de sus clientes. Aunque yo conozco a algunos con 16 años y más que en los botellones la lían parda y hacen ruido. Queda dicho.

     Otro tema que suele ser controvertido es el requisito de estar federado a través de una asociación nudista, pero esto es tema de otro debate y no es el único centro naturista con esta exigencia. Personalmente entiendo este requisito y actualmente no me genera ningún tipo de dificultad.

Escultura junto a la piscina.

     El ambiente del camping me ha gustado mucho, desconozco cómo puede ser en otra época que esté más concurrido pero en septiembre y en tiempos de COVID19 ha habido poca gente, la mayoría extranjeros y en general personas tranquilas, respetuosas y silenciosas. Lo de la edad mínima es probable que funcione, menos mal que no ponen edad máxima, porque más de uno se podría quedar fuera. Para mí que como buen español tengo el defecto de hablar muy alto, se me hacía bastante difícil adaptarme a tanta tranquilidad, pero no porque no me guste, sino porque no estoy acostumbrado y temía estar molestando mientras hablaba y me reía con mi amigo Ángel. Se me pasó el "agobio" la tarde en que una simpática usuaria tuvo la feliz idea de tocar el arcodeón de forma poco afinada, a partir de ahí empecé a considerar que mi armónica voz no podía molestar a nadie.

Iluminación nocturna. Subida hacia los baños.

     Hay otro aspecto de "Las Grullas" que me ha gustado mucho y que resalto porque algunas personas pueden valorarlo del mismo modo. Se trata de un camping sostenible, con su propio pozo y con placas solares para generar su propia energía eléctrica, por lo que piden un consumo responsable de estos bienes. Para mí, es una fortaleza a destacar en estos tiempos de derroche consumista.

     En el lado de cuestiones que podrían estar mejor, destacaría que la piscina se queda algo pequeña para nadar y que los baños no son accesibles al tener que subir escaleras para acceder a ellos, no habiendo más baños ni otro modo de subir a ellos.

Puente en los alrededores de Botija.

     Para ir finalizando quiero añadir un poco de información sobre qué cosas se pueden hacer allí, siempre que lo tuyo no sea pasarte todas las vacaciones sin salir del camping y dándote baños de sol y chapuzones en la piscina de agua salada. Yo me llevé la bici y he podido recorrer los alrededores pues hay sitios muy interesantes que visitar con un poco de pedaleo, que también es muy sostenible y saludable. Si utilizas medio de transporte con motor, las posibilidades son infinitas, en ningún caso me perdería una visita a Trujillo, pero esta entrada no pretende ser una exposición de las maravillas que se pueden visitar en Extremadura, que sin duda son casi infinitas, sino del entorno del camping basado en mis preferencias.

     Con mi amigo Ángel visitamos Montánchez, quizá la ruta más exigente porque tiene bastante subida, pero el castillo es precioso y las vistas desde allí merecen la pena. También visitamos el Castro Vetón de Villasviejas de Tamuja, el municipio de Botija que tiene un puente de piedra precioso cerca del pueblo y quizá la visita que más disfrutamos que fue al monumento natural "La Terrona", una encina que se calcula es octocentenaria en Zarza de Montánchez.

Castillo de Montánchez. Foto: @ajs_pimentel

Vistas de Montánchez, desde el castillo.

Vistas de Montánchez. Foto: @ajs_pimentel

Puente en Botija. Foto: @ajs_pimentel

     Tras la partida de Ángel hice algunas rutas más en bici, pero sólo destacable la visita a Santa Lucía del Trampal, una basílica de origen visigodo que es única en la mitad sur de la península por su estilo arquitectónico y que cuenta con un centro de interpretación muy interesante. Sus tres ábsides son una preciosidad y el monumento en sí una auténtica joya. La ruta desde el camping en bici es de unos 48 kilómetros ida y vuelta, pero se hace bastante cómoda y merece absolutamente la pena.

Santa Lucía del Trampal.

     En conclusión, si os gusta el nudismo en contacto pleno con la naturaleza más allá de las opciones de playa, os recomiendo encarecidamente que le deis una oportunidad a este camping, no os va a defraudar. La dueña se mostró solícita en todo momento facilitando mi estancia allí, me llevo un muy buen recuerdo de la experiencia. Y como esta entrada la escribo yo y digo lo que me place, aprovecho la ocasión para dar las GRACIAS a mi amigo Ángel, que sin duda ha hecho que estos días sean mucho mejores. Como decían en La bola de cristal: sólo no puedes, con amigos sí.

     Igual ya no estás a tiempo de pasar unos días en "Las Grullas" en esta temporada pero ¿qué te impide empezar a planificar las vacaciones de 2022?

Eladio.


lunes, 6 de septiembre de 2021

Un elogio a la desnudez

Aunque haya gente que le cueste entenderlo o a quien le cueste explicarlo, es bastante sencillo describir por qué nos gusta estar desnudos. 

Este artículo de Os Naturistas que compartimos hoy, es un ejemplo sencillo de la naturalidad, beneficios y belleza del nudismo.

¡Comparte los beneficios y la belleza de ser naturista!



La desnudez es belleza. ¿Qué puede ser más humano y más bello que un cuerpo desnudo, liberado de sus artificios textiles? Estar desnudo es estar libre de prejuicios, ofrecer aire y elementos naturales al cuerpo, el desnudo ideal es independiente del cuerpo y está en la mente del observador.

La desnudez es libertad. Libertad de los sentidos, libertad espiritual, libertad de las convenciones sociales. Desnudo, el ser humano ocupa un lugar único en un mundo de hombres y mujeres. Desnudos le mostramos a la sociedad lo que realmente somos en contraposición a cuando estamos vestidos. La desnudez se considera una transgresión de las reglas ante la sociedad y, sin embargo, coloca a la humanidad en el centro de la sociedad.



La desnudez es frágil.  Fragilidad para mostrar a los demás tus defectos, imperfecciones y cicatrices dejadas por la vida. Esta debilidad, bellamente descrita por muchos escritores y psicólogos, se convirtió rápidamente en fortaleza. Fuerza para aceptar y ganar aceptación, tal como lo es cada uno de nosotros.

Quien nunca ha caminado desnudo bajo la lluvia en medio de la naturaleza, quien nunca ha experimentado la sensación de estar en armonía con el medio ambiente. Aquellos que nunca han nadado desnudos en un mar turquesa, Aquellos que nunca han tenido una fiesta con un grupo de amigos completamente desnudos, nunca han experimentado la plenitud de los sentidos.



Esta es la desnudez que infunde placer a los naturistas. La desnudez no se explica, simplemente viven solos, juntos, en grupo. Tal vez algún día la desnudez llegue como algo obvio. Sin intentar forzar, a veces llegan por casualidad, en un punto de inflexión, en una reunión o una discusión.

Y a partir de este día, dejarás ir lo que una vez te oprimió, las beneficiosas olas de la desnudez te harán mucho más feliz. La vergüenza del cuerpo desaparece para dar paso a la alegría de vivir . ¡Desnúdate! ¡Comparte los beneficios y la belleza de ser naturista!


Fuente: https://osnaturistas.com/saude-e-bem-estar/um-elogio-a-nudez/

jueves, 26 de agosto de 2021

¿Y si los atletas olímpicos volvieran a competir desnudos?


Amanda Bingson. https://eldesmarque.com/actualidad/curiosidades/166938-asi-son-los-deportistas-desnudos-i

La leyenda griega antigua cuenta que en 720 a. C., un atleta olímpico llamado Orsippus de Megara estaba compitiendo en la carrera de 185 m cuando se le cayó el taparrabos. En lugar de detenerse a ocultar su vergüenza, Orsippus siguió corriendo y ganó la carrera. Su ejemplo triunfante se mantuvo. La competencia atlética nudista, a menudo enfatizada a través de la unción liberal de aceite de oliva, se convirtió en furor en Grecia, vista como el último tributo a Zeus.

"Existía la completa idea de que Orsippus era heroico y victorioso, y luego celebraba que estaba desnudo", dice Sarah Bond, profesora asociada de historia en la Universidad de Iowa. "Que los griegos fueran desnudos se convirtió en una forma de reconocer su helenidad y civismo".



Sin embargo, para cuando se revivieron los Juegos Olímpicos modernos en 1896, las mareas culturales habían cambiado hacía mucho tiempo. Los organizadores ni siquiera consideraron recuperar la tradición griega de la competencia desnuda. Y en la competencia atlética moderna, la ropa ahora también juega un papel esencial en el rendimiento: los zapatos ofrecen agarre y agregan un resorte al paso de un corredor, los trajes de baño pueden ayudar a los nadadores a deslizarse por el agua más fácilmente y los trajes ajustados pueden reducir la resistencia del viento.

Los Juegos Olímpicos de este verano en Tokio, sin embargo, prometen ser inusuales en muchos sentidos, dadas las limitaciones de Covid-19. Pero, ¿qué pasaría si los Juegos dieran un paso aún más inusual al restablecer la desnudez de la tradición olímpica griega original? Si bien nadie está considerando seriamente hacer esto, la idea plantea preguntas interesantes sobre el rendimiento deportivo, las normas culturales, el sexismo y más.

 Katelyn Ohashi, la gimnasta '10': "Orgullosa de mis imperfecciones" 
https://www.marca.com/buzz/2019/09/16/5d7f56d8ca4741495a8b45ea.html

Para empezar, competir desnudo crearía problemas logísticos incómodos para muchos atletas. Si bien los competidores modernos a menudo practican sus deportes prácticamente desnudos, por ejemplo, usando solo elastano ceñido, ciertas prendas tienen propósitos primarios importantes: mantener los senos de las mujeres y los genitales de los hombres en su lugar. "Sin ser tosco, eso ayuda en términos de comodidad, al menos", dice Shawn Deaton, director de proyectos especiales del Centro de Protección y Confort Textil de la Universidad Estatal de Carolina del Norte.

Los antiguos griegos compitieron desnudos para mostrar el poder físico y la destreza del cuerpo humano (Crédito: Araldo de Luca / Corbis / Getty Images)


Por otro lado, el grado en que la ropa contribuye realmente al rendimiento deportivo (en oposición a la comodidad) es menos claro. Según Olga Troynikov, profesora de materiales funcionales e ingeniería centrada en el ser humano en la Universidad RMIT en Melbourne, realmente solo depende de la prenda, su ajuste al cuerpo de un atleta individual y al deporte. Sin embargo, en general, la ropa hace un par de cosas por los atletas, dice Troynikov. En primer lugar, agiliza el cuerpo y los "refuerza", lo que permite que el poder de los músculos se dirija mejor a la tarea en cuestión. Los cinturones de levantamiento de pesas y el spandex pueden ser útiles, por ejemplo, para estabilizar los músculos de un competidor para que puedan dirigir toda su energía hacia el trabajo que están haciendo. Sin estas prendas, el rendimiento puede verse afectado.

La ropa muy suave también puede reducir la resistencia que encuentra el cuerpo al moverse por el aire o el agua, una ventaja para muchos tipos de deportes. Por ejemplo, además de afeitarse las piernas, los ciclistas también pueden beneficiarse de usar ropa ajustada con muy poca resistencia al aire y con parches ásperos colocados estratégicamente para crear una estela configurada beneficiosamente detrás de ellos. 

https://imagenes.montevideo.com.uy/imgnoticias/201411/475937.png

Sin embargo, el ejemplo más convincente de las ventajas atléticas que ofrece la ropa proviene de la natación. De hecho, el deporte casi "se convirtió en una competencia de ingeniería en lugar de solo en las habilidades atléticas del cuerpo humano", dice Troynikov. Este problema fue noticia en 2008 cuando los nadadores que competían en los Juegos Olímpicos de Beijing batieron 25 récords mundiales, 23 de ellos por atletas que vestían un traje de poliuretano de cuerpo completo especializado llamado LZR Racer.

Según la NASA, cuyos científicos ayudaron a diseñar el LZR Racer, el traje de vanguardia redujo la fricción de la piel en un 24% y también comprimió el cuerpo del usuario para disminuir la resistencia. En 2010, la FINA, el organismo rector internacional de la natación, determinó que el LZR Racer y trajes similares otorgaban una ventaja demasiado injusta a los usuarios. La FINA ahora prohíbe a los atletas competir con cualquier traje que ayude a la velocidad, la flotabilidad o el rendimiento . En efecto, esto significa que, además de la resistencia añadida por los senos o los genitales colgantes, ir desnudo probablemente no afectaría el rendimiento de los nadadores de manera tan dramática. 

https://www.esto.com.mx/91250-body-issue-latinoamericano-el-deporte-al-desnudo/

En términos de otros deportes de verano, la contribución general de la ropa a mejores tiempos o puntajes es más cuestionable, dice Troynikov. "Hay muchas afirmaciones de que hace esto y aquello, pero en realidad no hay mucho".

Las prendas de compresión, por ejemplo, están diseñadas para cambiar la forma en que la sangre fluye a través del cuerpo con el fin de mejorar la oxigenación. De hecho, la investigación se divide en un 50-50 a favor y en contra de la mejora del rendimiento cuando los atletas usan estas prendas. "Hay algunas investigaciones, pero no son concluyentes", dice Troynikov.

Los zapatos, por otro lado, son una historia diferente, no solo para aumentar el rendimiento sino también para garantizar la seguridad. El calzado adecuado que proporciona soporte para el arco y el talón y amortiguación para la bola del pie ayuda significativamente a correr, saltar y hacer giros rápidos. Los zapatos también reducen el impacto en las extremidades inferiores, huesos, ligamentos y músculos. "Los pies soportan todo el peso del cuerpo", dice Pamela McCauley, ingeniera industrial del Wilson College of Textiles de la North Carolina State University. "Por eso es tan esencial tener un excelente soporte para los pies, para apoyar su cuerpo". 

Por seguridad, algunos deportes requieren un calzado aún más especializado. Los atletas que compiten en vela olímpica, por ejemplo, confían en sus zapatos para reducir el deslizamiento y ayudar a su estabilidad cuando se cuelgan del costado del bote. Esto reduce la posibilidad de accidentes peligrosos y al mismo tiempo mejora el rendimiento. En total, McCauley dice: "Si quieren volver a hacer los Juegos Olímpicos desnudos, está bien, pero al menos quédense con el calzado". 

https://toquedeportivo.com/protesta-contra-la-fifa-22-jugadores-desnudos-y-un-partido-alemania-holanda-que-termino-7-a-5/

Ir desnudo también puede influir en quién termina compitiendo. Con zapatos o sin zapatos, algunos atletas, si se enfrentan a la desnudez obligatoria, pueden optar por retirarse de los Juegos Olímpicos en protesta. Las naciones más conservadoras también pueden prohibir la participación de sus competidores. "Para las culturas en las que la modestia juega un papel importante, esto simplemente no sería contemplable", dice Ruth Barcan, profesora asociada honoraria de estudios de género en la Universidad de Sydney y autora de Nudity: A Cultural Anatomy.


El traje de baño LZR Racer reduce la resistencia del cuerpo de los usuarios a medida que se mueven por el agua (Crédito: STR / AFP / Getty Images)


También habría serias cuestiones legales y éticas si los atletas menores de 18 años también estuvieran obligados a competir desnudos. Si bien los atletas desnudos masculinos de tan solo 12 años participaron en los Juegos Olímpicos de la antigua Grecia, dada la naturaleza religiosa de los juegos, Bond dice que la actividad sexual o la sexualización de los atletas estaba estrictamente prohibida y habría sido muy mal vista. Ese no sería el caso hoy. "La desnudez en los Juegos Olímpicos tenía un significado diferente en ese entonces", dice Bond. "Hoy en día, se volvería inherentemente sexualizado y muy pornográfico, y eso a su vez se volvería muy depredador".

Katelyn Ohashi, la gimnasta que obtuvo un 10, la calificación perfecta, posó desnuda para el reconocido  Sports Illustrated Body Issue, en el que atletas muestran sus cuerpos sin vestimentas
https://www.lanacion.com.ar/deportes/que-dijo-gimnasta-katelyn-ohashi-su-cuerpo-nid2288548/

En la antigua Grecia, los Juegos Olímpicos también fueron vistos por una audiencia principalmente masculina de élite, todos los cuales provenían del mismo origen cultural y religioso (a algunas mujeres solteras también se les permitió asistir). Hoy, por otro lado, los juegos se transmiten a millones de personas en todo el mundo. Mientras que los países conservadores probablemente prohibirían que las estaciones transmitan los Juegos Olímpicos, en lugares más liberales, "las compañías de medios se volverían locas de entusiasmo", dice Barcan.

Las reacciones entre los espectadores, por otro lado, serían muy variadas. "Por cada persona que piensa que algo es artístico, noble y glorioso, habrá otros que piensen que es repugnante", dice Barcan. Las redes sociales garantizarían que el espectro completo de opiniones se extendiera por todas partes, lo que casi con certeza afectaría el rendimiento de los atletas cuyos cuerpos estaban siendo examinados, para bien o para mal. A los atletas más desinhibidos les encantará la atención. "Tendrían estos cuerpos perfectos y los lucirían", dice Barcan. Pero incluso los competidores más seguros de sí mismos pueden encontrar difícil la atención. "No tienen el control de lo que hacen los medios y la cultura pop", agrega Barcan.

Algunos deportes ya son famosos por sus atuendos escasos, pero los competidores aún pueden optar por usar atuendos más modestos (Crédito: Lucas Oleniuk / Toronto Star / Getty Images)

Las atletas femeninas y transgénero, continúa Barcan, "indudablemente" enfrentarían más juicios que los atletas masculinos cis. Hay muchos precedentes históricos para esto. Cuando Brandi Chastain se quitó la camiseta después de marcar el gol decisivo en la Copa Mundial Femenina de 1999, por ejemplo, las fotos de la jugadora de fútbol con su sujetador deportivo crearon un frenesí mediático internacional , a pesar de que los atletas masculinos, por supuesto, se ven sin camiseta. todo el tiempo. "Incluso eso fue sexualizado por el público estadounidense", dice Bond. "Solo puedo imaginar lo que sucedería si los atletas estuvieran completamente desnudos".

De hecho, para muchos atletas, los efectos psicológicos de unos Juegos Olímpicos completamente desnudos pueden superar con creces los efectos físicos de no usar ropa. "Imagínese la tarea de tratar de filtrar un millón de voces que comentan las partes más íntimas de su cuerpo", dice Barcan.

https://eldesmarque.com/actualidad/curiosidades/166938-asi-son-los-deportistas-desnudos-i


Si la desnudez se convirtiera en un elemento básico permanente de los Juegos Olímpicos, entonces, con el tiempo, podría ser que la sociedad volviera a la tradición griega de ver la desnudez atlética a través de una lente de heroísmo y celebración. Pero eso ciertamente no sucedería de la noche a la mañana, dice Barcan. 

Mientras tanto, para muchos atletas, la energía emocional requerida para desconectarse del bagaje cultural y el juicio social que rodea a la desnudez probablemente afectaría el rendimiento. Bajo estas limitaciones, los ganadores de los primeros Juegos Olímpicos de verano desnudos podrían terminar siendo no aquellos con la mayor destreza atlética, sino aquellos con la mayor capacidad para canalizar la mentalidad griega antigua.


Fuente: https://www.bbc.com/future/article/20210723-what-if-olympic-athletes-went-back-to-competing-naked

Nota: alguna de las fotos no son del artículo, sino que proceden de Google. Si a pesar de estar referenciadas aparece alguna tuya y no deseas que esté en nuestro blog, avísanos y  la eliminaremos.

lunes, 16 de agosto de 2021

Intima Resort o la apuesta por el clothing optional

Una de los grandes debates que ha existido para los nudistas en los últimos años ha girado en torno a exigir o o no la obligación de quitarse la ropa en espacios de tradición nudista. Para muchos, abrir estos espacios a la convivencia entre nudistas y textiles supondrá perderlos poco a poco. Por ello apuestan a que en los lugares nudistas, que mayoritariamente suelen ser playas pero en los que también se encuentran campings o resorts, solo se pueda estar sin ropa. Con ello, además, se evitan mirones e individuos que tienen cualquier intención menos la de disfrutar sanamente de un día en contacto con la naturaleza. Otros nudistas, en cambio, creen que para facilitar la aceptación y difusión del nudismo se debe facilitar la convivencia entre nudistas y textiles, dejando a cada quien la libertad de quitarse la ropa. Esta opción, que inicialmente podría resultar más lógica y conveniente, no está exenta de riesgos. Al fin y al cabo, los textiles a día de hoy ganan por mayoría a los nudistas y si hablamos de espacios para unos y otros, es obvio que los espacios de los nudistas se cuentan con los dedos de una mano. Las minorías nunca han tenido fácil reivindicar sus espacios cuando ello ha supuesto una cesión de la mayoría.


Por ello, hasta no hace mucho, era de los que defendían la primera opción. Los nudistas nos pasamos la mayor parte de nuestro tiempo siguiendo las reglas y etiquetas de los textiles. Incluso en periodos vacacionales o de ocio es difícil que podamos disfrutar los rayos del sol o conectar con nuestro entorno natural sin tela de por medio. Tenemos que recorrer centenares de kilómetros y gastar algo más de lo que nos gustaría para disfrutar de unos momentos de libertad. Así, creía que lo normal es que en aquellos espacios de tradición nudista se exigiera esta práctica, pues era la única forma de mantenerlos. Con esa exigencia también se ponía un filtro a quienes accedían a estos lugares. Si vas a un lugar donde sabes que hay tradición nudista, lo normal es que te desnudes. Si no estás dispuesto a hacerlo, probablemente debes cuestionarte la idoneidad de visitarlo. 

Sin embargo, esta primavera he tenido la oportunidad de replantearme estas posiciones después de visitar en un par de ocasiones Intima Resort Tulum, un complejo de ropa opcional (clothing optional) en plena Riviera Maya. En Intima Resort el huésped encuentra condominios de una y dos habitaciones en mitad de la selva, pero lo que lo hace especial es su apuesta por la ropa opcional. Poder disfrutar de su gran alberca sin bañador resultaba bastante apetecible pero la experiencia fue mejor aún de lo esperado. Aunque la idea que llevaba era la de que posiblemente fmi esposa y yo fueramos los bichos raros, esta cambió totalmente cuando traspasamos su puerta de entrada. No solo no eramos los únicos nudistas sino que además los nudistas eran mayoría. Eso sí, independientemente de que en un momento dado hubiera más nudistas o más textiles, la convivencia siempre fue agradable y respetuosa.


Una de las cosas que más me llamó la atención fue la oportunidad de entablar conversación con gente de cualquiera de los dos grupos. Incluso tuvimos la oportunidad de interactuar con algunos textiles, hombres y mujeres, que nos manifestaron que era su primera vez en un lugar de ropa opcional. Pasamos buenos rato hablando de experiencias y aventuras y de lo último que nos acordábamos es que ellos iban con bañador y nosotros sin ellos. Realmente habiamos escuchado que esto era frecuente, y en cierta medida lo habiamos experimentado con otros nudistas. Estar desnudo, después de cruzar dos palabras con otra persona, se convierte en algo insignificante y con mucha menos importancia de la que cualquiera puede pensar antes de comprobarlo. Asimismo, hubo quien después de usar el primer día su bañador o bikini completo, en la segunda jornada se animó a quitárselo o practicar topless. Creo que en esos momentos se ganaron nuevos adeptos para la causa nudista.


En Intima Resort se disfruta un ambiente privado, respetuoso y casi familiar, y digo casi porque el acceso es solo para mayores de edad. No es el único resort de ropa opcional de la Riviera Maya, aunque por su tamaño, buen ambiente y atención de sus promotores, creo que es especial. Y lo que más me llamo la atención, sin duda, es la convivencia entre nudistas y textiles. Creo que, como nudistas o naturistas, le tenemos cierto temor a los textiles, y no digo que no sea justificado. Pero, quizá, hasta ahora no hemos sabido exponer adecuadamente lo que nos lleva a ser nudistas ni transmitir las experiencias y el bienestar que disfrutamos con ello. Por otro lado, las nuevas generaciones, que tan lejos están aparentemente del nudismo, están buscando nuevas experiencias con  las que reconectar con la naturaleza, pero ni las obligaciones ni las imposiciones van con ellos. Comprobar que hay otros cuerpos más allá de los que salen en redes sociales y que ellos mismos son quienes eligen estar con bañador o sin él puede ayudar a romper idea preestablecidas. 

Estos días en Intima Resort me llevaron a reflexionar sobre la necesidad de la convivencia entre nudistas y textiles para visibilizar y normalizar el desnudo no sexual, el desnudo social, el desnudo familiar. Y, como consecuencia de lo anterior, a ser consciente de la importancia que tienen estos espacios de ropa opcional para el nudismo. Abrir los lugares de tradición nudista a los textiles no supone ningún retroceso más allá del que, como nudistas, queramos permitir. No somos nudistas para convencer a nadie sino para disfrutar de lo que somos. Y en Intima Resort pude comprobarlo; los resort de ropa opcional están de moda y además es una buena noticia.

Antonio


viernes, 6 de agosto de 2021

La pintura de cuerpos desnudos regresa a Brooklyn en un autobús de dos pisos

 

Más de 50 modelos desnudas serán pintadas en Union Square de Manhattan este domingo para el NYC Bodypainting Day 2021, antes de tomar un autobús a Brooklyn para una fiesta posterior en Greenpoint.



Hace diez años, este mes, el artista Andy Golub y dos modelos desnudos fueron arrestados en Times Square por policías de NYPD que creían que su pintura corporal era un crimen.

Este domingo, Golub celebrará victorias legales y un creciente aprecio por el arte corporal con un espectáculo de pintura corporal durante todo el día que comienza en Union Square y termina en Greenpoint, y presenta más de 50 modelos desnudas listas para, legalmente, desnudarse.


El pasado sábado, Brooklyn tuvo una muestra de lo que celebrará proximamente, con Golub haciendo una vista previa de su nuevo proyecto "Human Canvas" en Greenpoint, en el que varias personas desnudas están pintadas como diferentes partes de un todo.

“El evento del sábado fue una pintura de lienzo humano, donde un grupo de modelos forman sus cuerpos juntos y están pintados como una pintura grande”, dijo.

Dijo que el próximo evento del domingo se trata más de compartir el arte interactivo de la pintura corporal con el público "en el espacio más público" en Union Square Park.

Golub y otros 30 artistas trabajarán en más de 50 cuerpos desnudos, "personas normales de todas las formas y tamaños", dijo.



Luego, las modelos posarán en los capós y techos de los autobuses y camionetas alrededor de Union Square Park, luego marcharán por la Quinta Avenida hasta Washington Square Park, subiendo a un autobús de dos pisos que se dirigirá a una fiesta posterior en el espacio para eventos de Human Connection Arts en Greenpoint.

Hace una década, los modelos y artistas probablemente habrían sido arrestados por lo que planean para el domingo.



Después de que Golub y sus dos modelos fueran fichados por la policía en Times Square hace diez años, ambos modelos demandaron a la Ciudad, diciendo que la desnudez está permitida como parte del arte.

Al menos uno recibió un acuerdo de $ 15,000. Golub también tuvo sus cargos desestimados, con la condición de que solo pinte después del anochecer.

En 2013, NYCLU ayudó a Golub a eliminar esa condición, y el NYPD reconoció públicamente que la desnudez total es legal en público por el bien del arte, dijo Golub.


“El Día del Bodypainting de este año es una celebración, ya que llega en un momento en el que la ciudad finalmente se abre de nuevo. Juntos celebramos la resiliencia y la conexión humana que hace que la ciudad de Nueva York sea grandiosa ".

Golub y sus colegas no deberían tener problemas con la policía el domingo, aunque a veces todavía se encuentra con personas que tienen problemas con su trabajo.

En 2019, Golub y otros artistas transformaron el parque María Hernández de Bushwick en una galería de arte en vivo , que atrajo a algunos manifestantes.

Para obtener más información sobre el evento del domingo, haga clic aquí.



Fuente: https://bkreader.com/2021/07/19/naked-body-painting-andy-golub-nyc-bodypainting-day-2021/

lunes, 26 de julio de 2021

En Alemania, la libertad también significa estar al desnudo

El movimiento nudista alemán ha perserverado entre personas de todas las edades durante eras como la nazi, la comunista y la de Instagram.



La primera vez que Michael Adamski vio a su suegra desnuda fue una situación incómoda.

Pero no tan incómoda como cuando Adamski vio a su jefe desnudo.

Adamski, oficial de policía en Berlín que investiga casos de delincuencia organizada, empezó a ir a un campamento nudista en un lago ubicado en las afueras de la capital alemana después de conocer a su esposa, cuya familia tenía una cabaña en el área.

Un fin de semana, cuando apenas comenzaba a acostumbrarse a quitarse la ropa frente a sus suegros, se encontró en el campamento al coronel de mayor rango en su comisaría… y el coronel lo retó a jugar tenis de mesa.

Desde entonces, Adamski y el coronel se tutean.

“Ya que jugaste pimpón con alguien al desnudo, no puedes llamarlo ‘coronel’”, dijo Adamski. “La desnudez nos convierte en iguales”.

A los alemanes les encanta desnudarse. Se han estado desnudando en público por más de un siglo, cuando los primeros naturalistas se rebelaron contra las suciedades de la industrialización y luego de la masacre generalizada de la Primera Guerra Mundial.



“La cultura del cuerpo libre”, que básicamente significa tener expuesto todo el cuerpo para darse baños de agua o de sol (a veces mientras uno hace ejercicio), se volvió la mayor consigna para quienes abogan por un estilo de vida saludable y armonioso como un antídoto a la destructiva modernidad.

El campamento al que acude Adamski, fundado en 1921, fue el primer club nudista de lago que operó con permiso en toda Alemania. Casi cien años después hay riberas enteras designadas como áreas nudistas. El país tiene un sendero oficial de nudistas, hay eventos deportivos nudistas —desde yoga al desnudo hasta andadas en trineo al desnudo— y las saunas en Alemania son de uso mixto y, sí, al desnudo. La gente también se quita la ropa con frecuencia en televisión.

Es algo que puede desconcertar a cualquiera que llega a Alemania de otro lugar. Hace poco que llevé a mi marido, británico, a una sauna cerca de Berlín, él no sabía ni a dónde dirigir la mirada.

En la piscina había cuerpos al desnudo flotando sobre el agua y al lado, cuerpos desnudos en los camastros cerca del bar. Había cuerpos desnudos haciendo fila para comprar helado en el área de jardines, con solo sandalias y sombreros contra el sol… en un caso había alguien con playera (pero sin pantalones).

Cuando mi marido y yo pensamos que realmente ya habíamos visto todo, anunciaron que era la hora para practicar zumba acuática. Al desnudo.


























A los alemanes incluso les encanta contar una anécdota sobre la canciller Angela Merkel. Según lo cuentan, la noche que cayó el Muro de Berlín, la política que creció en Alemania oriental decidió acudir a su cita semanal en una sauna antes de cruzar hacia Occidente.

Tal vez es porque en Alemania el acto de desnudarse tiene mucho que ver con luchar contra la represión.

“Se trata enteramente de la libertad”, dijo John C. Kornblum, exembajador estadounidense en Alemania que ha vivido ahí intermitentemente desde los años sesenta (y recuerda la vez en que le gritó un alemán desnudo porque él no se había quitado su traje de baño antes de entrar a un jacuzzi).

“A los alemanes les da miedo la libertad y la anhelan al mismo tiempo”, dijo Kornblum. “Tienen tan arraigadas las ideas de jerarquía y de seguir las reglas que muchos consideran impensable la discordancia pública para temas sociales o de política. Cuando la gente camina desnuda por una playa obtiene una dosis de sentirse rebelde”.

Los nazis intentaron eliminar el nudismo, al igual que el régimen comunista. No lo lograron.



No es que muchos alemanes anden siempre al desnudo en público, pero el nudismo es suficientemente común como para que sea una cuestión de espíritu nacional.

“La mayoría de los alemanes consideran perfectamente normal estar desnudos en una sauna, ver pechos al desnudo en la playa y a niños al desnudo en la sección para niños de la piscina”, dijo la profesora Maren Möhring, historiadora de cultura y experta en nudismo de la Universidad de Leipzig.

Aunque hay nudistas en otras partes del mundo, Möhring dijo que en ningún otro país se ha generalizado tanto el movimiento. “Es una excepción alemana”, comentó.

Una clave para entender la actitud tan relajada respecto a la desnudez, según Möhring, es que desde sus inicios el nudismo fue presentado como algo asexual. El argumento era que los bikinis sí sexualizaban el cuerpo pero que “el nudismo es rendirle culto a lo natural”, explicó la académica.



El historiador social Stefan Wolle lo puso así: “Es lo menos erótico del mundo”. Wolle ayudó a crear una instalación sobre el nudismo en el Museo DDR, el cual tiene exhibiciones sobre la vida en la comunista República Democrática Alemana, o Alemania Oriental.

Una mañana reciente, en una playa de la costa del mar Báltico, le pregunté a Tina Müller, alemana de 39 años y madre de dos hijos, qué la llevó a decidir desnudarse. Más bien me cuestionó a mí: “¿Qué te llevó a decidir ponerte un traje de baño incómodamente mojado y ceñido?”.

Müller entonces me explicó que cuando nadas al desnudo “sientes el hormigueo sobre la piel. Se siente cada movimiento de las olas, cada golpe de viento, directamente en tu piel. Sientes el cuerpo entero. Te sientes vivo, te sientes libre”.

A algunos les preocupa que la tradición nudista de Alemania esté perdiendo su encanto, en parte por el uso generalizado de móviles con cámaras y la popularidad de plataformas para compartir las imágenes, como Instagram.



“Muchos jóvenes no quieren desnudarse porque no quieren terminar en fotos compartidas por todo el internet al día siguiente”, dijo Möhring.

La membresía formal en clubes de nudismo ha caído a 32.000, la mitad de la cifra que tenía hacia finales de la era comunista. Pero Christian Utecht, presidente de la Asociación de la Cultura del Cuerpo Libre para Berlín y Brandeburgo, dijo que los números van otra vez al alza a medida que las familias más jóvenes redescubren el igualitarismo que conlleva el nudismo.

“Cuando empiezas a conocer a la gente al desnudo, todas las cuestiones de estatus dejan de importar”, dijo Adamski, el policía. “Dejas de prestar atención a qué tanto costó su traje sastre o de qué marca son sus zapatos”.

De hecho, Adamski comentó que hace unos días se topó con un compañero nudista del campamento en el lago. Pero dijo que no reconoció al otro hombre en un inicio porque “traía puesta ropa”.



Christopher F. Schuetze colaboró con el reportaje.

Katrin Bennhold ha sido corresponsal internacional de The New York Times desde 2004. Primero estuvo en Francia; después, en el Reino Unido, y, ahora, en Alemania; ha escrito de diversos temas, como política europea, terrorismo, género e inmigración. @kbennhold