sábado, 16 de febrero de 2019

Nueva asociación nudista

A pesar de la crisis que parece estar viviendo el nudismo, de los constantes palos en las ruedas que nos ponen los políticos y las personas de moral a veces contradictoria. A pesar de las tendencias de moda que, a la gente joven les impide ver el nudismo como algo liberador y sin prejuicios hacia el prójimo. A pesar de que los nudistas, en general, somos gente que vamos por libre y disfrutando de nuestra desnudez en solitario o con la pareja y algunos amigos…

A pesar de todo eso hay gente que sigue teniendo ganas de trabajar, de asociarse y luchar porque nuestro estilo de vida se normalice a los ojos de los detractores y que el respeto que debe existir entre las personas se haga realidad.
Hay gente con ilusión por llevar adelante un proyecto, una aventura quizá, pero una aventura enriquecedora y constructiva.


Después de unos meses de trabajo organizativo, trámites burocráticos y reuniones, la asociación DxN está por fin en marcha y dispuesta a trabajar por aquello que les ha llevado a dar este paso. Se trata de un grupo de amigos y amigas que en un momento decidieron asociarse, trabajar juntos para la divulgación de la filosofía nudista y de los valores de camaradería y amistad, libre de prejuicios para con el cuerpo humano y reconociéndose Desnudos por Naturaleza. Estas son las pautas que les han llevado a emprender esta aventura.

Están dispuestos a difundir los beneficios de estar desnudos basándose en los tres pilares fundamentales y sustentadores de la filosofía naturista y en particular del nudismo:

LIBERTAD  -  RESPETO  - TOLERANCIA


Tenemos en nuestro entorno magníficos espacios naturales donde poder disfrutar plenamente de nuestra desnudez a la vez que tener la posibilidad de conocernos y compartir buenos momentos de camaradería. Playas estupendas en todo el litoral, zonas de montaña, magníficos rincones donde poder organizar encuentros durante todo el año, ya sea en plena naturaleza o relajándonos en unos excelentes baños o en un hammam.

No se trata solo de disfrutar del sol y del aire libre, a DxN también les interesa promocionar todo tipo de actividades que permita una buena relación entre nudistas. Así, tienen pensado organizar tertulias y encuentros culturales en donde poder debatir e informar temas relativos al nudismo, y donde exponer las dudas o propuestas que los participantes ofrezcan.
También continuar con el grupo de yoga nudista que ya está en marcha hace unos años y desde donde ha salido la idea de asociación.

El espíritu que les empuja a trabajar es básicamente el de dar a conocer esta forma de vida, esta afición por el nudismo que nos une y que muchos de nosotros disfrutamos en solitario o con amigos. Integrada en la FEN (Federación Española de Naturismo) pretende aunar fuerzas con otras asociaciones de España y así juntos ser mas.


Pero, ante todo, el propósito de esta asociación y ayudándose de las herramientas de las que disponen, es poner en contacto a nudistas de distintas regiones, intercambiar información de sitios que unos y otros conozcan y quieran compartir. 

Quieren ser punto de encuentro para todas aquellas personas que no sepan dónde poder acudir, sean playas, campings, baños o cualquier rincón donde poder disfrutar de este estilo de vida con familiares y amigos.

Disponen para ello de una página web: http://www.asociaciondxn.org donde reflejar los eventos de organización propia o de otras asociaciones, publicando artículos informativos o de opinión, noticias e información de todo lo que pasa en la comunidad nudista de nuestra región. 
También en esta web podemos encontrar toda la información necesaria para poder asociarnos.

¡Os deseo mucha suerte y larga vida DxN!

Quique

Imágenes: 
Algunas de las fotos en esta publicación provienen de Google. Si encuentras una tuya y no quieres que esté en nuestro blog, avísanos y lo eliminaremos.


lunes, 11 de febrero de 2019

10 buenas razones para caminar desnudos


Son varios los artículos que hemos publicado en el blog acerca del senderismo nudista. Hoy queremos compartir un artículo que hemos encontrado que pone de manifiesto 10 buenas razones para caminar desnudos. 


El senderismo es una excelente manera de mantenerse en forma y disfrutar de la naturaleza. Ya sea que realice una caminata en el campo, en la montaña o en la costa, podrá apreciar los paisajes que atraviesa a paso lento. Si encuentras un buen lugar, puedes detenerte y disfrutar de la vista. Pero para nosotros los nudistas, caminar desnudo agrega la falta de ropa y el bienestar que se asocia a la desnudez en una gran actividad. El senderismo desnudo se ha convertido en una actividad tan importante para los nudistas y excursionistas, Richard Foley ha publicado un libro al respecto, Senderismo desnudo, que os animamos a que leáis.


Ahora, aquí están las 10 razones por las que estoy desnudo cuando puedo y te animo a que lo hagas.

1. Porque la ropa apesta.
Soy nudista y con mi traje de cumpleaños cada vez que puedo, y esto significa todo lo que puedo si el ambiente y el clima lo permiten. Como soy nudista, caminar desnudo es tan natural como tomar una ducha desnudo. No te vistes para tomar una ducha, entonces, ¿por qué vestirte para caminar?

2. Porque es cómodo.
Me siento cómodo cuando estoy desnudo, como todos mis compañeros nudistas. Y estoy haciendo todo tipo de actividades al desnudo, desde escribir esta publicación de blog hasta ir de excursión, desde ir a la playa hasta cocinar, desde trotar hasta jugar con los niños. Así que sí, el senderismo desnudo es cómodo.

3. Porque puedes sentir el sol y el viento en tu cuerpo.
Yo diría que esta es probablemente la razón número uno. Sentir el aire en todo tu cuerpo es simplemente genial. Te sientes libre y eres realmente libre. Libre como cualquier animal que no se vista para vivir.


4. Porque a mi perro no le importa si estoy vestido o no.
¡Ah ah ah! Él sabe exactamente cuándo voy a caminar o trotar, porque me ve poniendome mis zapatos para caminar o trotar. Los zapatos son la señal de que estamos en camino de entrar en la naturaleza. Ya sea que esté desnudo o no, a él no le importa y a mi tampoco. Bueno, en realidad sí me importa, prefiero estar desnudo.

5. Porque puedo sudar y no tengo ropa para lavar.
En un caluroso día de verano, estoy sudando. A veces mucho. Cuando estoy desnudo, no me empapo con el sudor, simplemente cae sobre mi cuerpo, gotea y se evapora. Una sensación muy agradable también. Por lo tanto, no se debe lavar la ropa que huele a sudor, evitando contaminar el ambiente con detergente.

6. Porque puedo caminar con gente genial.
Todavía tengo que conocer a los excursionistas desnudos no cool. Parece que los nudistas son generalmente más amigables que las personas vestidas. Tienden a no juzgar a las personas. Oye, no ocultamos nada, por lo que todos nacemos iguales, solo vivimos esta verdad desnuda.


7. Porque no necesito desvestirme si vengo a buscar un lugar para nadar
Esta es otra gran razón para caminar desnudo, incluso con excursionistas vestidos. Si llegas a un lago, a un estanque, a un río, sin preguntas, puedes ir. Mientras que tus amigos no nudistas deberían haber llevado su traje de baño y tener que llevarlo mojado.


8. Porque es una excelente manera de convertir a los no nudistas a nuestro estilo de vida.
Ya sea que camines desnudo con no nudistas de mente abierta o te encuentres con no nudistas de mente abierta, puedes iniciar una conversación sobre por qué disfrutas del senderismo desnudo. Es una excelente manera de que más personas se unan para que vean lo bien que estás.

9. Porque nuestro cuerpo es hermoso.
Honestamente, prefiero a las personas desnudas que a las que están vestidas tratando de ocultar su cuerpo o lucirse con su ropa cara. Un hombre desnudo o una mujer desnuda son simplemente hermosos, ya sean viejos o jóvenes, pesados ​​o delgados, negros o blancos, todos somos simplemente hermosos. Además de esto, encuentro que los nudistas tienden a sonreír más.

10. Porque soy quien soy cuando estoy desnudo.
Nada que esconder. Soy quien soy desnudo. Soy nudista. Entiendo que la desnudez conmocionará a muchas personas que sexualizan el cuerpo y respeto su punto de vista. Deberían respetar lo mío para estar desnudo porque me siento bien desnudo.

¡Disfruta del senderismo, quédate desnudo!


Fuente:
http://nuetheureux.com/2015/02/14/10-good-reasons-to-hike-naked/

Las fotografías corresponden a la 1ª Ruta de senderismo nudista AAPNC. http://cantarrijan.com/senderismo.html

miércoles, 6 de febrero de 2019

Nudismo a punta de escopeta

     Desde que creamos este blog he considerado necesario explicar en algún momento qué hace un nudista en Salamanca, una ciudad de interior, sin costa, en la que hace mucho frío gran parte del año y sin pretender ser excesivamente crítico o injusto, me animo a definirla como bastante conservadora. Esa es mi realidad y quizá a más de uno llame la atención. El caso es que no sé muy bien por qué, soy un nudista obsesivo en Salamanca. Y lo llevo lo mejor que puedo.

     En otros blogs que sigo se ha hablado de este tema, incluso en este lo hemos tocado en alguna ocasión, aunque no lo hayamos hecho en profundidad. En algún momento lo haré aunque no haya mucho más que aportar, pero con esta entrada pretendo ir un poco más allá. 

Fotografía @ajs_pimentel

     Sin entrar a detallar todas las actividades que alguien como yo puede hacer desnudo en Salamanca, quiero contaros que mi principal costumbre nudista al aire libre es irme a una zona apartada del río Tormes, a su salida de la ciudad, a tomar el sol y refrescarme en el agua, disfrutando de mi desnudez la mayor parte de las veces en solitario. Lo hago desde hace años, pero en los dos últimos veranos he tenido graves problemas por esta práctica, que es lo que os quiero contar (sin dramatizar mucho): mi salida del armario como nudista acosado y amenazado.

     Cuando comencé a frecuentar esta zona del río lo hacía con dudas, no sabía si me podría ocasionar algún inconveniente, pero el sitio me parecía ideal: cerca de casa, totalmente natural, junto al río, absolutamente discreto, sólo algún senderista ocasional, algún paseante de perros, de vez en cuando algunos jóvenes buscando salir de la ciudad y algún gay despistado buscando lo que en otros tiempos mejores quizá podría haber encontrado con más facilidad.

     Con el tiempo se fue animando alguna persona más, así que ir sólo no me ha impedido conocer gente, tener alguna charla agradable y ampliar la red nudista en mi ciudad, aunque no puedo decir que haya hecho amistades significativas. De lo que sí me siento satisfecho es de que el estar allí desnudo de forma natural ha llevado en varias ocasiones a que otras personas se hayan animado a hacer lo mismo ¿qué mejor logro que ese?



No sé si hasta aquí el relato es idílico (todo es susceptible de mejora) pero para mí, en una ciudad como Salamanca, es mucho más de lo que podría haber soñado hace años. Lo que viene a continuación convierte este cuento de superación personal en un relato casi de terror.



     Me contaron, hace dos veranos, que había unos cazadores por la zona molestos por nuestra presencia junto al río. No quería creérmelo, pues no hemos estado allí más de dos o tres personas haciendo nudismo al mismo tiempo, rara vez cuatro. Pero una tarde, estando junto a otros dos chicos desnudos tranquilamente, lo viví en mis propias carnes. Comenzamos a oír algunos disparos atrás, en el monte; al poco rato se nos acerca un cazador, escopeta en mano, diciendo de muy malas maneras y aferrado a su arma que eso es una finca privada y no podemos estar allí.

     Yo sólo tengo voz y educación, son mis únicas armas, así que con la mayor calma posible en unas circunstancias que jamás había vivido, le intento explicar que el río pertenece a la confederación hidrográfica del Duero y que puedo estar junto al río sin molestar a nadie. No me puse chulo en ningún momento, porque generalmente soy una persona pacífica y además me sentía amenazado por su escopeta. Insistió en que no quería vernos por allí y comenzó a usar otros argumentos, me dijo que él estaba cazando cerca, que era posible que se le disparase el arma "sin querer" y que él no tenía ningún problema porque cualquier accidente estaba cubierto por su seguro pero que a mí me jodía la vida. Difícil dialogar con un energúmeno de tal calibre.

     Se acabó marchando no sin antes decir que no iba a volver a acercarse a avisarnos, que no quería volver a vernos por allí. Durante una hora aproximadamente nos tuvo vigilados desde el monte, junto a otro cazador, dando tiros al aire cada pocos minutos. Estaban sentados, a unos metros de distancia uno del otro y mirándonos, así que no estaban cazando ningún animal, sólo disparaban para asustarnos.


     Esto ocurrió en 2017 casi a final de verano, volví pocas veces y con bastante inseguridad. El pasado verano he seguido yendo al río, pero no tan a menudo ni con el mismo ánimo. Las veces que he ido he estado casi siempre solo, está claro que la estrategia del cazador ha surtido efecto. Es posible que leáis este relato y en vuestra cabeza surja la pregunta ¿qué habría hecho yo? Algunas personas diréis que hay que defender el espacio nudista conquistado, que no hay que dejar de ir por allí, otros pensaréis que quizá no merezca la pena jugarse el tipo. Yo no lo tengo claro, pero hay que estar en situación para ser realmente consciente, así que comprendo a quienes han dejado de ir por allí aunque yo me niegue a hacerlo. Y también entiendo que el miedo funciona de distinto modo cuando te sientes respaldado por un grupo de personas que cuando estás sólo en esa misma situación.

     El primer día que pude ir al río el año pasado, cuando la primavera alegra el paisaje charro con sus débiles rayos de sol volví a vivir una situación desagradable. Dejé el coche a la entrada del camino, como siempre, junto a otro vehículo. Al volver al coche después de una relajante tarde en bolas me encontré con dos ruedas pinchadas, en el taller me aseguraron que me las habían pinchado adrede pues ambas tenían la raja en el lateral. El otro coche estaba igual.

     No soy miedoso, no me gusta el victimismo y pienso seguir haciendo nudismo cuando me de la gana, pero tengo la sensación de que hay gente que desde la exigencia hacia los demás parece no darse cuenta de que el mundo es a veces muy hostil. No se dan cuenta de que al insistir en que tenemos que desnudarnos donde nos salga del nabo porque tenemos derecho a ello nos estamos enfrentando a problemas importantes, no se dan cuenta de que podemos ganar algunas batallas pero para ganar la guerra necesitamos ser más prudentes, pues la sociedad en la que vivimos no está preparada para aceptarnos fácilmente.

     Por eso desde este blog vamos a seguir defendiendo el derecho a desnudarnos desde la moderación, desde las pequeñas y grandes conquistas, la unión y solidaridad entre nudistas, el asociacionismo y las estrategias cercanas y colectivas, pero también desde la apertura al diálogo y la necesidad de reflexión, porque entendemos que es la única manera de vivir tranquilos nuestra desnudez.

     He ilustrado este artículo con la carátula de "La escopeta nacional", una película que ya cumplió 40 años pero que sigue totalmente vigente, un retrato paródico sobre el poder y su ejercicio, sobre la manipulación, la especulación, la ambición y la decadencia moral de quienes se pretenden imponer. Quizá tengamos que cometer errores y aprender de ellos, buscar nuestra forma de adaptarnos al poder que se ejerce desde diferentes ámbitos y lograr así normalizar poco a poco el nudismo. Yo sé que es posible ¿y tú?

Eladio.